No sé si fue porque mi adolescencia la pasé viendo Laguna Beach,  que me sienta  Paris Hilton o que a veces me confundan con Pamela Anderson en sus tiempos de “rubia explosiva”, la verdad no sé, lo que sí me queda claro es que gracias a ellas las botas UGG llegaron a mis inviernos fríos.

¿Qué eran de mis pies antes de que llegaran a mi vida las botas UGG? Me imagino que unos pies helados y tiesos, incapaces de seguir enfiestados en las celebraciones decembrinas. Aún recuerdo en las fiestas, como una por una, las mujeres en zapatillas se sentaban y le hacían cara fea  al novio para que las llevara a su casa, pero yo no, yo me dirigía a la cajuela de mi coche con un pasito salsero , el último pasito motivado por Don Omar que me permitían mis botas de tacón 15 cm. y al abrirla, ahí estaban  esperándome:  ansiosas, calientitas y demasiado cómodas, mis botitas UGG, listas para el relevo, listas para continuar con los chistes con los amigos  y el payaso de rodeo.

Y así, desde mis años de universitaria , pasando por mis días laborales como maestra y editora, acompañándome en cada viaje enfundada en pants y lentes de sol, cual Eva Longoria, estuvieron las UGG y puedo asegurar que seguirán estando conmigo.

Por unos amadas, por otros odiadas, lo que no se discute es lo práctico que es  traerlas y por supuesto que eso no las hace estar en pleito con el estilo, ya que puedes lograr un look perfecto sin que tus dedos se pongan morados o arruines tus sueños de convertirte en bailarina exótica por tanto usar zapatillas de 15 cm. Y si no me crees, checa los siguientes looks:

pink
Shine bright like Sparkle boots.
wine
Classic style.

black boots

No importa si vas a trabajar, al café con las amigas, un día de relax o hasta una salida nocturna  las UGG pueden ser tus fieles compañeras, el punto está en sentirte toda una celebrity en cuanto te las pongas.

Sígueme en  FACEBOOK,  TWITTER,  PINTERESTINSTAGRAM  y BLOGLOVIN’,

XOXO,

A

Anuncios

Un comentario sobre “Mi amor de invierno: UGG

  1. ¡Ay, no, Árgel! ¡Esto será causa de nuestro distanciamiento! ¡Tú eres de los uggianos y yo tan anti-uggianos! JAJAJA, solo bromeo. Lo que sí es que estoy totalmente en contra de usar esas botas. Cada quien con su elección.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s