¿Han escuchado la frase “las opiniones son como anos, todos tienen una y apestan”? Es de lo más cierta, me vino a la mente porque hice el intento de leer un libro de relaciones.

A estas alturas me da flojera leer libros de esta temática, no porque ya haya agarrado ni nada por el estilo, ¡para nada! Lo que pasa es que confío en mi experiencia y la de la gente que me abre su corazón para saber todo lo que puede pasar en una relación, aparte que  hacerle caso a los libros de relaciones nunca me ha traído nada bueno (te estoy hablando a ti “Los hombres aman a las cabronas).

Me puse a leer este libro y entre más lo leía más pensaba, ¿en qué momento un bato que se cree heterosexual osa escribir un libro para darle consejo a las mujeres?

Lo odie con toda mi alma, el fulano decía que las mujeres tienen problemas con su pareja (hombre) porque somos demasiado sentimentales, nos gusta hablar de todo y al hombre no le gusta nada de eso, por lo que daba de consejo que a los machos men le habláramos, sólo cuando fuera necesario y nos tragáramos cualquier queja o sentimentalismo que lleváramos dentro.

Aunque no me guste mucho su consejo, tengo que aceptar que las verdades duelen y por muy sarra que se lea así son algunos hombres, no todos, también está tu amigo gay…. just kidding!

Por eso mis manas, adoradas, idolatradas, etc, etc, etc, llegué a la conclusión de que los consejos  debemos tomarlos como mejor nos convenga porque si algo he aprendido en esta vida es que aunque mis amigos/novio/padres/hermanos/quien sea me digan que es blanco, yo al final de cuentas terminaré pensando que es rosa.

Cada quien hace lo que quiere y lo que le conviene hacer, porque para empezar y no nos hagamos tontos, uno siempre sabe cuál es la opción que más nos conviene, somos nuestros propios “Pepe el grillo” que nos encante la mala vida es otra cosa.

Por eso les daré mi consejo sobre tomar consejos (estos si tómenlos al pie de la letra jajaja):

¿A quién pedir consejo? (Según lo que queremos escuchar)

1. Pregúntale al alcahueta. Sabemos la solución, sabemos que está mal, pero aún así queremos equivocarnos, sólo que para no sentirnos tan mal necesitamos a alguien que nos diga que está bien, por el sólo hecho de que no queremos tener remordimientos en la noche. Los más adecuados para dar estos consejos son los amigos que pasan por situaciones similares, porque ellos también necesitan ser escuchados y ser apoyados al igual que tú.

2. Pregúntale a la bitch. Necesitas que te saquen del hoyo en el que estás metido y no te importa que tu corazón quede hecho tiritas después de esa plática. El consejo es directo y a sangre fría, a las cosas como son “a la pepa pepa y al pito pito”, sabes que la persona está en sus sentidos “monetarios” y no tiene tiempo de mama&%$ por lo que no perderá tiempo con tus angustias, lloriqueos, ni nada. Next!

3. Pregúntale al profesional. Necesitas un consejo lento, caro, pero que confías que dará resultado, digo si cuesta tiene que resultar. Es para cuando eres desconfiado y no puedes platicarle a nadie tu situación, está bien irás a muchas sesiones, pagarás con tu vida, pero no lo veas como un gasto, si no como una inversión a tu tranquilidad, resultará porque tu cerebro se preparó para que resulte y punto.

4. Pregúntale al desconocido. No sabe el contexto del asunto, por lo que te dará un consejo generalizado y poco útil y de todos modos tendrás que pedir la opinión de alguno de los de arriba.

¿A quién no pedir consejo?

Adelgazar. El otro día fui a zumba, quería hacer mi esperado comeback después de que mi daddy me dijera que se me salían las lonjas en defensa de que yo le dije que estaba más viejo que George Clooney jajaja, anyway, llegué y vi a todas las doñas sudadas, entonces me dije “fuck, llegué tarde”, nunca vi a la maestra y me dirigí a la mesita a tomar un volante para ver a qué horas empezaba la otra clase, no podía quedarme y por eso me dispuse a regresar a mi casa, en eso volteo a la ventana del estudio y voy viendo a una GORDA de maestra, ¡debut y despedida! O sea, no voy a ir a matarme en el calorón para aspirar a ser como la gorda ¿verdad? Así como ustedes no deben de seguir consejos sobre dietas de las plásticas,  Galilea Montijo ni Ninel Conde. Vayan con una nutrióloga y si está gorda, next! Si quieren soluciones, confíen en sus ojos.

Amores. No quiero decir nombres, pero en facebook te puedes dar cuenta qué tanto funcionan las relaciones de cada persona. Sabemos que estas dolida, no has agarrado nada en meses y estás desesperada, pero no por eso vas a seguir los consejos de alguien que a sus 30 años o más no ha podido tener una relación estable o de la mamá soltera que ahora anda de señorita antro.

Moda y belleza. En este tipo de consejos confía en la vista, si te gusta lo que trae puesto, pregúntale dónde lo compró o quien es su estilista. No ha todas se nos ve bien las mismas cosas, por eso te recomiendo que veas el programa de Tim Gunn: gurú del estilo, yo amo a Tim y para las mujeres que no saben que es lo que mejor les queda, él te lo explica muy facilito y es una lindura, es una persona muy fina y de muy buen gusto (Íntimo amigo mio jajajaja). Los estilistas saben que tono de cabello es mejor para tu tono de piel, en Youtube hay varios videos que te dicen cómo maquillarte mejor, no hay pretextos… MAKE IT WORK!

Si te gusta, te encanta o te fascina compártelo y de paso dale like a mi Fan page, entre más likes más rubia me pongo.

XOXO, A
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s