¿Creen en el amor a primera vista? Yo sí, sobre todo si hablamos de unas zapatillas tacón 15 en un aparador, de esas que respiras en el vitral como niño viendo dulces ¡No lo niegues, yo te he visto! Pues esas zapatillas vienen siendo como el  guapo, de cuerpo escultural, ojos miel, bronceado y sobre todo rico, que está bailando con tu mejor amigo gay. ¡No puede ser que tenga más suerte que tú y yo juntas!

Pero con cada guapo de esos, también existe ese hombre que no está tan feo, pero tampoco es wow!, más bien es ese hombre simpático y con el que sientes que puedes ser tú misma porque no tienes nada que perder a su lado, ¿sabes cuál te digo?  Precisamente ese hombre serían unos creepers.

La primera vez que vi los creepers fue como la primera vez que vi al novio feo de mi amiga, no lo comprendía, ¿cómo podría alguien querer andar con el primo de Frankenstein? Pero entre más salía con ellos, más me caía bien y hasta menos feo se me hacía. Cosa que me pasó exactamente con los creepers, entre más se los veía a las demás, más me gustaban, hasta el punto de querer los míos (pero eso sólo pasa con los zapatos, sorry feitos).

Todas les huimos a los creepers porque se ven toscos y altos, pero muy en tu interior sabes que tus pies los amarían, porque no hay nada más cómodo y práctico para las chaparritas que ganar unos centímetros sin tener que sacrificar tus pies con unos tacones, de esos que si te caes, arruinan tus sueños de bailarina exótica. Pero, ¿cómo usarlos y no verte como la novia de Frankenstein o como una adolescente grunge?  Sencillamente siguiendo mis consejos:

1. No elijas los más feos. Al igual que en el amor, cuando el guapo no está disponible, no significa que tengamos que andar con el más feo;  elige el que esté estilizado y con el que sepas que podrás sentirte más agusto. En mi caso, yo optaría por unos que no sean tan toscos.

2. No te disfraces. Mantén tu estilo, si no te gusta andar como rockera o punketa, no debes hacerlo. Utiliza tus prendas favoritas y añádele ese plus con el calzado.

3.  Colores neutros. Los creepers son ya de por sí exagerados, así que si no quieres que luzcan más, adquiérelos en tonos blancos, plateados o negros. Si eres más atrevida, puedes usar los que se te antojen.

4. Nada de alfombras rojas. Aléjalos de tus vestidos de noche y eventos formales (favor de enviárselo a Miley Cyrus).

creepers

¿Quién diría que un feo te haría sentir tan alta y estilera.

XOXO,

A

Anuncios

Un comentario sobre “Creepers: los feos que conquistan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s