La verdad pasé tiempo tratando de encontrar una entrada adecuada para este post, pero la verdad no quería sonar trillada ni falsa, así que he decidido escribirla como me saliera, de la misma forma que yo le pedí a mis alumnos que me escribieran algo que les gustara y no les gustara de mi.

Para mi sorpresa hubo muchos que se sinceraron y me dijeron que no les caía nada bien porque  les mandaba reporte por “sólo estar platicando” y que yo los odiaba porque los regañaba por el uniforme ,  pero también hubieron muchos que me dijeron que les gustaban mis clases porque se divertían en ellas y que sabían que cuando me hacía “hulk” (JAJAJAJA) era porque eran bien platicadores. La verdad no me considero una maestra regañona ni “Hulk”, pero acepto que he tenido que ser gruñona algunas veces porque si no me comen (en serio que si por ellos fueran hablaría y hablarían toda la clase).

Nunca le había dado a niños antes y cada día que estoy frente a ese salón, por más platicador que sea, me doy cuenta que es una de los mejores trabajos que puedan existir. Siempre que escuchaba decir eso a los otros maestros, antes de que me convirtiera en una, se me hacían tonterías, pero en verdad nunca sabemos lo importante que podemos llegar a ser en la vida de un alumno y lo mucho que podemos aprender nosotros de ellos y sus creativas ideas, si sabemos escucharlas, claro. Hace algunos días estaba hablando de mis alumnos acerca de los sueños, y ellos me preguntaron que si cuál era mi sueño de niña, yo les dije que quería ser diseñadora de modas y que por una u otra razón desistí porque creí que no iba a ser un trabajo que me mantuviera toda la vida, ellos comenzaron a compartirme que sus papás también les decían lo que debían ser de grandes y yo me puse en mi papel de Will Smith en “En busca de la felicidad” y les dije que nunca permitieran que alguien les dijera que no pueden llegar a convertirse en lo que ellos quisieran. Obvio la mayoría quieren ser Cristiano Ronaldo cuando sean grandes, así que ya veremos como avanzan. Pero lo que me llamó la atención es que uno de ellos me dijo que si yo quería ser diseñadora de modas, ¿por qué estaba ahorita “en una cárcel enseñándole a niños de quinto”? Mi respuesta fue: porque siendo diseñadora de modas a lo mejor puedo inspirar a quienes les guste mi ropa, pero siendo maestra puedo marcar la vida de mis alumnos y hacer que ellos inspiren a más. No sé si me entendieron o pensaron “qué mamfleis la teacher”, pero esa es la razón por la que soy maestra y creo que esa la razón por la que muchos maestros lo son.

Seamos buenos o malos todos marcaremos la vida de nuestros alumnos de alguna manera, el punto es ser “ESE MAESTRO”  que trascienda y no “ESE MAESTRO” que pase desapercibido.  En mi vida han existido muchos maestros y seguirán existiendo, todos me han enseñado algo, pero son pocos los que aún recuerdo:

Georgina Sánchez  Buelna, mi maestra de primero y segundo de primaria. Gracias por ver en mi y hacer de mi la persona que soy. Maestras como usted son necesarias para que nuestro país salga adelante, porque no sólo viste a la niña con excelencia académica, si no que también pudiste ver los talentos de aquellos otros que no resaltaban en las materias, nos enseñaste que ninguno somos iguales y que todos tenemos diferentes inteligencias. ¡Gracias!

Dominique, mi hada madrina. Si alguna vez han pensado que existe alguien que te ha acompañado en todas tus vidas y se ha vuelto a cruzar en tu camino para enseñarte algo, esa es Dominique. Ella abrió mi perspectiva hacia la vida, su cultura y su inteligencia me hicieron descubrir la pasión por la lectura, que quizás en mi adolescencia no era tan importante. Con ella aprendí el inglés y gracias a ella ahora lo imparto. ¡Gracias!

Gentamín. La bruja. Eres lo que nunca quiero llegar a ser, pero gracias a ti, conocí a una gran persona, Dominique. Tu pensamiento de que  los alumnos  no aprenderían nada en la escuela pública y que si en verdad tenemos ganas de aprender algo, tendríamos que meternos a clases particulares, me hizo buscar enseñanza en otro lugar,  ya que contigo no la recibía. A mi corta edad de 13 años eso no parecía fuera de lo normal, pero ahora como adulta siento coraje de que niños que no tienen la estabilidad económica para ingresar a otra institución no tienen el derecho de recibir una educación que se merecen. Y así como tú existen muchos, pero si de tu tonta forma de enseñar surge una persona con la pasión de no repetir lo que marcaste, al menos hiciste algo bueno. ¡Gracias!

Y así existieron muchos y a todos les agradezco, buenos o malos, todos me han enseñado algo.

XOXO,

A

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Gracias maestros

  1. La profe Georgina fue y sigue siendo la mejor maestra que un niño de primaria podría tener en la vida, detonó el ligero grado de OCD (Trastorno Obsesivo-Compulsivo) en mi y no podría estar más agradecida (no es sarcasmo, realmente me ayudó a buscar hacer las cosas lo mejor posible) y Getamín………… jajaja

    Saludos Árgel 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s